Pasos y trámites para contratar a un trabajador desde cero

La contratación de un trabajador conlleva cierta carga burocrática, por lo que el empresario está obligado a transitar por una serie de pasos ineludibles. Este deberá contar con un Código de Cuenta de Cotización que habrá solicitado en la Tesorería General de la Seguridad Social más próxima al domicilio social de la empresa mediante el modelo TA.6 y posteriormente elTA.7. Con el código identificarán sus obligaciones ante la Seguridad Social, que en los aspectos que conciernen a la contratación consisten en comunicar las altas, bajas y cualquier cambio respecto al personal que se va a vincular a la actividad de la empresa, así como ingresar las cuotas pertinentes en los plazos establecidos. Con la realización del proceso de contratación podremos acceder a las ayudas directas del plan «Yo Soy Empleo» (hasta 3.000 euros) y a las bonificaciones públicas previstas para favorecer el empleo.

Afiliación de los nuevos empleados

Una vez finalice el proceso de selección y ya se haya seleccionado al candidato que ocupará un puesto de trabajo en la empresa, deberá comprobarse si esta persona está afiliada en la Seguridad Social. Se podrá hacer solicitando el Número de la Seguridad Social. En caso de no disponer de uno, el empresario estará obligado a realizar la inscripción antes de proceder a la contratación efectiva, si bien esta puede ser realizada por el futuro empleado de forma igualmente válida. La inscripción se tramita mediante el modelo TA.1, remitiéndose a la Dirección Provincial de la Tesorería de la Seguridad Social que nos corresponda.

Alta del trabajador

Ya con un Número de la Seguridad Social se podrá proceder a realizar el alta del trabajador por cuenta ajena en la Seguridad Social, que se hará con el modelo TA.2/S. En él se nos solicitará una serie de datos:

  • Código de Cuenta de Cotización del empresario (del que hablamos al principio)
  • Nombre o razón social del empresario
  • Régimen de Seguridad Social
  • Número de Seguridad Social del trabajador
  • Apellidos y nombre del trabajador
  • DNI
  • Domicilio del nuevo empleado
  • Tipo de contrato y ocupación
  • Fecha de inicio
  • Grupo de cotización

Además, el empresario deberá remitir una copia del contrato al Servicio Público de Empleo Estatalen un plazo máximo de 10 días. Con ello aprobado ya podríamos decir que el empleado ha sido contratado.

Pagando las cuotas

Además de abonar los salarios correspondientes a los contratos de los trabajadores, la empresa deberá asumir una serie de obligaciones, con sus gastos correspondientes. Los cuotas se pagarán durante el mes siguiente al abono de la nómina, pudiéndose realizar mediante las Oficinas Recaudadoras, que pueden estar en ciertas entidades financieras como Bancos o Cajas. Es decir, en ellas podremos presentar la documentación necesaria para realizar el trámite administrativo, que básicamente se trata de dos modelos más, el TC1 y el TC2. No olvidemos que la empresa puede designar a una persona autorizada para utilizar el Sistema Redpara realizar los trámites de forma telemática.

Acceso a ayudas

Con la contratación de un nuevo empleado es probable que podamos acceder a una serie de bonificaciones y reducciones de las cuotas de la seguridad social, por lo que es importante comprobar si podemos aprovecharnos de ellas. Igual que lo haremos con las ayudas públicas, tenemos que tener en consideración las ofrecidas por entidades privadas, como el programa «Yo Soy Empleo» al que se pueden acoger las empresas con menos de 250 empleados y que ofrecen ayudas directas si se contrata a una persona que lleve al menos los dos últimos meses en el paro y tenga la tarjeta de demanda de empleo. En este caso, la ayuda se deberá solicitar antes de los primeros 30 días posteriores de la contratación del nuevo trabajador, por lo que deberemos tenerlo muy en cuenta una vez hayamos terminado los pasos descritos en este artículo.

Ver los comentarios

No hay comentarios aún.

Deja un comentrio