¿Puede un empleado trabajar en otra empresa durante sus vacaciones?

Tradicionalmente se ha considerado que las vacaciones tienen como objetivo la reposición de energías para continuar desempeñando un trabajo en buenas condiciones físicas y mentales, aunque este concepto tan limitado no permitiría que un empleado pudiera trabajar en otro empleo durante sus vacaciones.

¿Tiene el empresario potestad para limitar la libertad del trabajador para decidir qué hace con su tiempo libre? Existe un interés claro porque el trabajador descanse y que regrese con las pilas cargadas, recuperando una productividad óptima. No obstante, si fuera así, el derecho de los trabajadores se vería comprometido.

El contrato sigue en pie, pero…

Durante las vacaciones no se produce una ruptura contractual, sino simplemente una pausa en la prestación de servicios por parte del trabajador. Esto significa que se mantienen los acuerdos alcanzados en el vínculo laboral, pero también que se entrega un tiempo de libre disposición que se debe respetar.

Con la crisis, cada vez es más habitual que se utilicen las vacaciones para seguir trabajando y ganando dinero, al mismo tiempo que ha ido aumentando el número de personas que tienen más de un empleo para poder llegar a fin de mes.

Durante una jornada de trabajo el empleado deberá ejercer sus responsabilidades con la empresa contratante, aunque fuera de tal horario puede trabajar en otros negocios, siempre que no se produzca concurrencia ni perjudique los intereses de al menos una de las compañías. No es lo deseable por ninguna de las dos partes, pero es posible.

En vacaciones sucede algo similar, aunque no igual. La jornada laboral se ha liberado, como si el empleador dijera «descansa», aunque en realidad este tiempo nace como un derecho irrenunciable del trabajador. Por tanto, estas jornadas no pueden ser gestionadas por la empresa (recordando que podría solicitar la reincorporación anticipada en casos muy graves).

El Tribunal Constitucional se manifestó a este respecto, aclarando que el trabajador tiene el derecho de disponer de este tiempo libremente para expresar su propia personalidad como considere. Si es trabajando en otro sitio, pues trabajando allí. No hacerlo sería reducirle a un mero artilugio productivo, como si fuera parte de la maquinaria de la empresa.

¿No supone esto una renuncia al derecho de tener vacaciones?

Algún empresario o empleado podría pensar «Si va a trabajar igual, pues que lo haga aquí», pero este razonamiento está alejado de la realidad. Hablamos de un derecho constitucional irrenunciable, que nace tras el tiempo trabajado en una empresa concreta. Si en esta pausa decide trabajar en otro sitio está en su derecho, pero no siguiendo en su mismo puesto.

Por ejemplo, una persona trabaja en una asesoría fiscal y va a comenzar sus vacaciones. Unilateralmente decide que durante este periodo va a trabajar como Papá Noel en un centro comercial para ganar un dinero extra, a la vez que ayuda a su familia. ¿Es legal?

Sin duda alguna, y no tiene por qué avisar a la asesoría ni temer por ningún tipo de sanción. No existe concurrencia ni perjuicio, como podría pasar si en este tiempo fuera a trabajar en otra asesoría fiscal de la competencia.

No se puede compensar económicamente (solo se pagaría en caso de finiquito) ni pueden ser reducidas o anuladas. Tampoco se puede sancionar a un trabajador quitándole días de descanso. En lo que respecta a la empresa, las vacaciones son del empleado y puede hacer con ellas lo que considere, menos seguir prestando servicios en ella.

Si un empresario quisiera que su empleado se reincorporara a su puesto de forma inmediata durante las vacaciones, no tendría ningún derecho reconocido al respecto. Es decir, el empresario podría llamar, pero el trabajador no tiene por qué acudir a la llamada ya que no existe ninguna ley al respecto ni la jurisprudencia señala inequívocamente en dicha dirección.

Solo podría haber dudas si hubiese un caso excepcionalmente grave por el que se necesita su presencia, que no haya podido ser previsto y que sea inaplazable, ya que en este caso el empleado debería acudir para proteger el patrimonio de la compañía.

Ver los comentarios

No hay comentarios aún.

Deja un comentrio